En el sofisticado barrio de Saint Lazare, rodeado de excelentes restaurantes y lo mejor de la cultura parisina, este elegante alquiler de vacaciones de 4 dormitorios es la clave de París.
Pintado en blanco y negro moderno y adornado con acentos caprichosos de color, este espacioso apartamento captura el romance y la clase de Saint Lazare. El espacio está lleno de luz natural y un toque artístico: enormes ventanas iluminan la sala de estar, delicadas salpicaduras de pintura le dan color y el arte moderno de la pared te ofrece el sabor de París.