• Comprobar con regularidad la presencia de equipos de seguridad y que funcionan correctamente (detectores de humo, presencia del botiquín de primeros auxilios, extintor de fuego, caja fuerte, presencia de una tarjeta con instrucciones de seguridad...).
  • Ser accesible a horas indicadas, y con los números de telefono indicados. Si no es disponible, de volver a llamar dentro de las 30 minutas.
  • Ser cubiertos por un seguro de responsabilidad civil para el alquiler de apartamentos.
  • Respetar la confidencialidad de los viajeros recibidos y hacer todos los esfuerzos posibles para proteger sus identidad.
  • Hacer todos los mantenimientos o trabajos necesarios para preservar la seguridad de los inquilinos.