Los ingresos percibidos del alquiler de bienes amueblados están sujetos al impuesto según las reglas de derecho común. Como arrendador, tiene la obligación de declarar estos ingresos a la administración fiscal.
Si su domicilio fiscal está en Francia, está sujeto al impuesto en Francia sobre el total de sus ingresos, incluyendo la remuneración de su actividad en el extranjero.
Si su domicilio fiscal está fuera de Francia, debe tributar por los ingresos de origen francés, excepto disposiciones contrarias de la convención fiscal firmada entre Francia y el país en el que usted reside.

Más información sobre la Legislación y fiscalidad en Francia :